Entradas

Thomas Couyotopoulo subdirector escuela SAMU

Thomas Couyotopoulo, subdirector de Escuela SAMU: “Enseñamos a través de emociones”

Thomas Couyotopoulo (Lyon, Francia, 1980) procede del mundo de la ingeniería en el sector de automoción de competición, pero en 2015 empezó a formarse en la rama sanitaria para darle otro enfoque a su vida profesional. Encontró su sitio en Escuela SAMU tras superar el curso de Técnico en Emergencias Sanitarias (TES), pasar al equipo docente y, desde al año pasado, a la subdirección del centro.

—¿Cómo fue su experiencia como alumno de Escuela SAMU, antes de pasar al equipo docente?
—En 2015/2016 estudie Técnico en Emergencias Sanitarias en Escuela SAMU y la experiencia fue muy positiva, sobre todo por la metodología empleada y la calidad de los profesores. Los alumnos de SAMU viven muchas experiencias a lo largo de su curso. Es algo que va más allá de los contenidos. Se enseña una filosofía de trabajo, una actitud y se le dan al alumno herramientas para ser resolutivo en su vida profesional. Lo que más recuerdo como alumno son sobre todo los ejercicios prácticos, simulacros y dispositivos.

—¿Qué significó su nombramiento como subdirector de la escuela?
—Creo que es una señal de confianza y de reconocimiento por mi experiencia laboral anterior y mi involucración en SAMU, pero también es un reto. Los objetivos son ambiciosos y la gestión no es fácil, pero es un proyecto bonito y muy dinámico.

—¿Cuál es su labor en la escuela?
—Principalmente realizo un trabajo de coordinación y gestión para que los distintos cursos se puedan desarrollar de la mejor forma posible. Eso supone gestionar recursos humanos, materiales y económicos, con el correspondiente control. Escuela SAMU afortunadamente es muy viva y tenemos mucha actividad, pero eso implica muchas personas a todas horas, con lo que el seguimiento se hace a veces complicado.

—¿Qué diría que ha aportado a la escuela con su nueva responsabilidad?
—Eso lo deberían decir los demás… Espero haber contribuido a mejorar la organización y la gestión de los recursos. Intento también impulsar nuevos proyectos, nuevas ideas y plantear novedades para que la escuela siga siendo una referencia.

—¿Cuáles son los objetivos de Escuela SAMU a corto y largo plazo?
—Escuela SAMU debe reforzar su posición de referencia en el sector sanitario a través de una labor constante de calidad e innovación. A la vez estamos abriendo nuevos horizontes con formaciones en sectores diversos como la Integración Social, Protección Civil, etcétera.

—¿Qué destacaría de la formación que se ofrece en el centro?
—Independientemente de la rama, el método formativo de Escuela SAMU es siempre muy práctico, lo que permite al alumnado afianzar los conocimientos teóricos a través de ejercicios simulados, muy cerca de la realidad. Enseñamos a través de emociones, por eso los alumnos suelen hablar de una “experiencia vivida en la Escuela”. Eso ayuda a conseguir un alto grado de motivación e involucración del alumnado, además de llevarles más allá de los limites individuales y grupales que pensaban ser capaces de alcanzar.

—Este año se ha impartido por primera vez el curso de FP de Integración Social. ¿Cómo ha sido la experiencia?
—A pesar de que nuestra escuela se caracteriza por formar en urgencias y emergencias sanitarias, SAMU tiene una cara social importante donde se trabaja con colectivos en riesgo de exclusión. Es ahí donde cobra sentido el ciclo de grado superior en Integración Social. Hemos implantado una metodología que ha permitido al alumno ser agente activo y participativo en todo su proceso de aprendizaje, a través de lo que nosotros hemos llamado “aprendizaje por salidas formativas, educativas y culturales”. Esta metodología se ha basado en aprovechar todos los recursos a nivel cultural y educativo que nos ofrece nuestra ciudad para realizar un acompañamiento a nuestro alumnado a conferencias, jornadas y talleres en los que profesionales reconocidos y expertos en cada materia tratan temas que se relacionan directamente con resultados de aprendizaje propios de los módulos que cursan. El resultado ha sido muy positivo para nuestros alumnos a nivel personal, educativo y profesional. A esto se añade la alta empleabilidad con la que cuenta SAMU para este perfil, tanto para los centros de acogida de menores extranjeros no acompañados como los de personas con diversidad funcional.

—¿Cuál es la formación ‘estrella’ de Escuela SAMU?
—La Formación Profesional de Técnico en Emergencias Sanitarias y el Máster de Enfermería en Urgencias, Emergencias, Catástrofes y Acción Humanitaria siguen siendo las formaciones más importantes de la Escuela por número de alumnos y reconocimiento, pero el Máster de Medicina tiene también un alto nivel de demanda por parte de los profesionales del sector.

—¿Qué hace a Escuela SAMU diferente del resto de centros de formación del ámbito sanitario?
—Creo que lo que más nos diferencia claramente es la metodología de enseñanza y el hecho de que llevemos la sanidad fuera del aula. Creemos que esta filosofía es fundamental para formar profesionales del ámbito prehospitalario, y además los alumnos lo disfrutan mucho.

—¿Cuál es el porcentaje de inserción laboral de los alumnos?
—Según los datos que tenemos ahora de las seis promociones de FP, la media del porcentaje de inserción laboral es del 89% para los TES y del 90% para los TCAE. La inserción laboral de los alumnos del Máster de Enfermería es superior al 95%, si bien es cierto que parte de ellos se trasladan fuera de Andalucía dónde se reconoce también su alto valor.

—¿Qué novedades ofrecerá la escuela el próximo curso?
—Estamos trabajando en conseguir la autorización para poder impartir el nuevo Ciclo de Emergencias y Protección Civil, orientado a la formación de bomberos forestales y urbanos. Seríamos el primer o uno de los primeros centros en proponer este ciclo en Andalucía y nos permitiría seguir ampliando la oferta. Además, hemos empezado la construcción de un nuevo edificio que sumará ocho aulas adicionales para el curso 2019/2020, ofreciendo mayor calidad a los alumnos y profesores. En paralelo, estamos poniendo en marcha varios proyectos de I+D y colaboraciones para desarrollar soluciones novedosas y seguir mejorando.

Los primeros en salvar vidas

Dos equipos formados por ocho alumnos de la Escuela de Emergencias de SAMU participaron entre el 27 y el 29 de abril en la ciudad aragonesa de Calatayud en la V edición del Gran Prix de las Emergencias, alzándose con el primer y el tercer puesto del campeonato. El evento, que congrega cada año a profesiones sanitarios, bomberos y otros especialistas del sector de las emergencias de toda España, está organizado por la Unidad Rescate Extrahospitalaria Multidisciplinar de Emergencias (UREM) y se centra en el desarrollo de actividades de rescate y evacuación de víctimas, principalmente.

IMG-20180428-WA0065

El equipo ganador estaba formado por Thomas Couyotopoulo, Noelia Luque, Coral Espadero y Francisco Díaz, tres graduados en Técnico de Emergencias Sanitarias (TES) y una enfermera del Máster en Atención Prehospitalaria, Catástrofe y Acción Humanitaria de SAMU y la Universidad de Sevilla que finalizaron su formación el año pasado en nuestra Escuela. Estos terminaron el circuito en 1 hora y 14 minutos (el tiempo máximo eran dos horas). El segundo equipo de SAMU, que logró la tercera posición, lo constituyeron José Carlos León, Virgilio Sánchez, Vanesa Peinado y Ángel Flores de la Fuente, todos alumnos de segundo año del grado superior en TES de la Escuela SAMU. Estos completaron las seis pruebas del circuito en 1 hora y 21 minutos. El segundo premio fue para un equipo procedente de Andorra del ámbito prehospitalario.

“Me siento como un padre súper orgulloso de sus hijos. Ellos forman parte de las dos primeras promociones a las que he dado clase en la Escuela como profesor, estoy pletórico”, confiesa Andrés Rodríguez, instructor de la Escuela SAMU, que acompañó a los participantes a Calatayud junto a Carlos Casado. “Hay cosas que siempre se pueden mejorar, se cometieron algunos errores, pero lo cierto es que nuestros chicos resolvieron muy bien todas las pruebas”.

IMG-20180428-WA0068

En total participaron 10 equipos de entre cuatro y cinco miembros cada uno, procedentes de la Comunidad Valenciana, Madrid, País Vasco, Aragón, Islas Baleares y Andalucía.

El circuito estaba formado por seis pruebas. La primera consistió en un incidente con múltiples víctimas. La segunda, un accidente de coche en el que había que sacar del vehículo e inmovilizar a las víctimas; y en la tercera, un terremoto había atrapado bajo los escombros a una persona. La cuarta prueba era un examen teórico con preguntas sobre mercancías peligrosas, incendios y desastres nuclear, biológico y químico (NBQ), entre otras. El circuito lo cerraban una pista obstáculos y una prueba donde se precisaba apoyo psicológico y una reanimación cardiopulmonar (RCP) en un niño. Además de estas olimpiadas, también se realizó un campeonato de RCP en el que cuatro de los ocho representantes de SAMU obtuvieron el segundo (Thomas Couyotopoulo y Noelia Luque) y el tercer puesto (Coral Espadero y Francisco Díaz).

Jornada de puertas abiertas Escuela SAMU

La Escuela SAMU abre sus puertas al mundo

El próximo miércoles 2 de mayo, la Escuela de Emergencias SAMU celebra su tradicional jornada de puertas abiertas, en la que aquellos que se acerquen podrán conocer de primera mano el mayor centro europeo en simulación de catástrofes. Los interesados podrán visitar las instalaciones y conocer la completa oferta formativa de nuestra escuela -que incluye másteres universitarios, ciclos medio y superiores de Formación Profesional y cursos de formación continua- así como el funcionamiento y el papel decisivo que la actividad sanitaria desempeña en la comunidad.

La jornada contará con visitas guiadas a cargo de los alumnos de los cursos de formación de grado medio de Técnico en Emergencias Sanitarias y de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, además de los alumnos del Máster Propio en Atención Prehospitalaria, Catástrofe y Ayuda Humanitaria de la Universidad de Sevilla y del Máster de Emergencias Médicas CEU San Pablo. El alumnado, con la tutela de los docentes, mostrará a los asistentes las capacidades adquiridas durante el curso en el desarrollo de las numerosas actividades programadas.

Más de 300 niños de 6 a 16 años visitaron en año pasado las instalaciones de la Escuela de Emergencias SAMU y participaron en los juegos y talleres programados sobre primeros auxilios, vendaje, la toma de constantes vitales, el funcionamiento y equipamiento de una UVI móvil, la realización de transmisiones, el equipamiento de un quirófano de campaña y un taller de soporte vital básico con motivo de las V Jornadas de Puertas Abiertas. Cadena SER también desplazó a su equipo del programa ‘Hoy por hoy Sevilla’ a las instalaciones de la escuela de emergencias desde donde realizó su programa en directo.

El centro de Gelves es pionero en España. Cuenta con 17.000 metros cuadrados construidos con 13 aulas, biblioteca, talleres de entrenamiento, pista americana, piscina, pista de conducción 4×4, un área de simulación de accidente aéreo y de ferrocarril, áreas confinadas, inundables, derruidas, un rocódromo, una helisuperficie y una pista de conducción de ambulancias.

La actividad se celebrará el próximo miércoles 2 de mayo de 9:00 a 14:00 en las instalaciones de la Escuela, cuya dirección es Carretera de Gelves –Palomares km 0.1 Gelves, Sevilla.

Inauguración del curso 2017-2018

La Escuela SAMU inaugura el curso 2017-2018

Un centenar de alumnos cursarán este año sus estudios de formación profesional y posgrado en la Escuela de Emergencias SAMU, que ha celebrado en el Teatro Municipal María José Jaramillo Ramírez, en Gelves, el acto de apertura del curso 2017-18.

La Escuela, situada desde hace cinco años en el término municipal de Gelves, es referente en la formación especializada en urgencias, emergencias, atención a las catástrofes y acción humanitaria, con más de 30 años de experiencia. Sus instalaciones cuentan con una superficie de 17.000 metros cuadrados y están dotadas de infraestructuras punteras, capaces de ofrecer una formación de excelencia a los numerosos alumnos que cada año pasan por sus aulas.

La segunda teniente de alcalde del Ayuntamiento de Gelves, Cristina Pichardo, ha sido la encargada de inaugurar oficialmente el curso académico de 10 meses que ahora comienza, en los que el alumnado recibirá formación en dos especialidades principalmente, Técnico en Emergencias Sanitarias y Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, aunque su oferta formativa es mucho más amplia. Pichardo les ha animado a aprovechar al máximo la oportunidad que tienen por delante de formarse no sólo como excelentes profesionales, sino como personas, destacando que la diferencia entre un sanitario y un buen sanitario es su capacidad para ponerse en el lugar del paciente, cuidando al máximo el trato humano, especialmente en las situaciones de emergencia.

En el acto, moderado por la jefa de estudios de la Escuela de Emergencias SAMU, Cristina Fernández, han intervenido, además, el alumno con el mejor expediente de la promoción anterior, Thomas Couyotopoulo; el director del grupo SAMU, Carlos González de Escalada; la jefa del departamento sanitario de SAMU, Lorena Fernández Silva; y el director de la Escuela de Gelves, Juan González de Escalada. Todos ellos han animado a los nuevos alumnos a dar el máximo de sus capacidades y aprovechar la oportunidad que les brinda SAMU tanto a nivel profesional como personal, resaltando valores que caracterizan a su formación como la cooperación, el compañerismo, la entrega, el calor humano y la ambición por darlo todo en cada servicio. Durante el desarrollo del acto, los alumnos con mejores expedientes académicos del curso pasado han recibido diplomas honoríficos por parte de la directiva del centro. Concretamente, los galardonados han sido Rafael Fernández Ruiz, Técnico en Emergencias Sanitarias (grupo A); José Antonio Paredes Raso, Técnico en Emergencias Sanitarias (grupo B); y Javier González Rodríguez, Técnico en Emergencias Sanitarias (grupo T);

Tanto Cristina Pichardo como el director general del grupo SAMU, Carlos González de Escalada, han valorado positivamente la relación de cooperación existente entre este centro de formación y el Ayuntamiento de Gelves, prestándose apoyo mutuo en las actividades que ambos organizan en pro de la formación y la seguridad de los vecinos del municipio.

Una odisea de 155 kilómetros hacia la vida

Con el objetivo de salvar la vida a una niña de tan solo 20 meses, efectivos de la Guardia Civil y de cuerpos sanitarios, entre los que figuraba SAMU Málaga, llevaron a cabo a principios de junio una misión extraordinaria cuyos protagonistas difícilmente olvidarán. Consistió en el traslado de la pequeña desde el Hospital Materno de Málaga hasta el Hospital Reina Sofía de Córdoba en una situación crítica, que requirió la máxima coordinación, un despliegue logístico con muy pocos precedentes en el traslado de críticos, y el mejor desempeño de todas las personas implicadas para dar una oportunidad a una vida que tan solo comienza.

La pequeña estaba ingresada en Málaga pendiente de unos estudios que debían determinar si necesitaba un trasplante cardíaco. En ese trance, sin embargo, su situación empeoró y pasó a la UCI. Allí tuvo que ser conectada a un complejo sistema capaz de mantenerla con vida sustituyendo sus funciones vitales (ECMO, Oxigenación por membrana extracorpórea), pero este equipo solo podía ser útil para la joven paciente durante unos días.

La niña requería su traslado urgente al Hospital Reina Sofía de Córdoba: primero, porque necesitaba un trasplante cardíaco que sólo se realiza en este centro; y, segundo, porque en el Reina Sofía disponen de otro equipo ECMO más sofisticado al que la pequeña podría estar conectada durante más un tiempo, mientras esperaba la llegada de un donante compatible.

Un procedimiento sin manual

Las circunstancias eran cualquier cosa menos rutinarias. El ECMO debía instalarse en una UVI Móvil, un procedimiento para el que no existe manual, que nunca se había realizado en Andalucía y que en España sólo había uno o dos antecedentes, y el traslado debía realizarse sin ningún parón, frenazo o contratiempo durante los 155 kilómetros del trayecto.

La responsabilidad logística recayó en el Técnico en Emergencias Sanitarias de SAMU Málaga Francisco Guerrero, especializado en traslado de pacientes críticos, que actuó con el apoyo de dos de sus compañeros Miguel Ángel Maisanaba (TES) y Tatiana Mérida (enfermera). “Nunca lo olvidaré. Ha sido mi mayor reto profesional y una responsabilidad enorme. Recuerdo la llamada de Ignacio Ávila [jefe de operaciones de SAMU] en la víspera diciendo que había que preparar el traslado YA”, recuerda Guerrero.

El TES de Málaga se reunió en el Materno con el equipo de la UCIP (Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos). “Estuvimos cinco horas reunidos intensivistas, perfusionista, enfermeros de UCIP y un cirujano cardiovascular para estudiar si era posible realizar un traslado con ECMO en una ambulancia. Desmontamos otro ECMO que tenían allí similar al que estaba conectado la niña y vimos dónde y cómo podíamos transformar la UVI para que todo se acoplara y para que su funcionamiento no se viera afectado en ningún momento durante el traslado”, relata.

dos

La problemática se acrecentaba porque todo el material electromédico debía estar conectado a la red eléctrica y ésta debía mantener el abastecimiento de energía durante el trayecto: “consola de la ECMO, calentador, filtros, alrededor de 15 bombas de perfusión, respirador, monitores y un largo etcétera”, enumera el especialista de SAMU Málaga. “Me vi rodeado de grandes profesionales a los que tenía que explicar cómo actuar en mi ámbito, una UVI Móvil, algo que desconocían”.

Además de la UVI Móvil titular, se movilizó una segunda por si la primera sufría problemas eléctricos. El dispositivo se replicó en esta segunda, en la que también se cargó el soporte físico de la ECMO, un carrito metálico, que quedó vacío después de que el equipo se desmontara “hasta todo lo desmontable” para mantener el soporte de la pequeña. “El mismo día del traslado tuvimos que dedicarle otras tres horas al montaje. No podía salir bien, tenía que salir perfecto. No había lugar para el error”, recuerda Guerrero.

tres

En la UVI que transportaba a la niña estaban operativos dos intensivistas, una enfermera de UCIP, un perfusionista controlando la ECMO, y la enfermera y el propio Francisco Guerrero de SAMU. En la otra unidad, otra enfermera de UCIP y un cirujano cardiovascular preparado para actuar en caso de urgencia. Además, participó el 061 Málaga a cargo de un VIR (Vehículo de Intervención Rápida) con un técnico, un enfermero y un médico.

A las 8:00 del 31 de mayo comenzó la operación en el Materno, con salida de los vehículos a las 11:00 y llegada al Reina Sofía alrededor de las 13:00 horas.

Desde Málaga, dos motos de la Guardia Civil abrieron paso a la comitiva a fin de garantizar que el transporte no sufriera ningún tipo de interrupción ni percance, y, ya en la provincia de Córdoba, dieron el relevo a un vehículo de la propia Benemérita que llevó a los sanitarios hasta la misma puerta del hospital cordobés.

En total, fueron 155 kilómetros en unas dos horas de máxima tensión que acabaron en un éxito gracias a la coordinación de todos los implicados. Para la pequeña, fue un paso más, impulsado por más de treinta especialistas de los servicios sanitarios y de seguridad, en su particular carrera hacia la vida.

cuatro

Oferta educativa de la Escuela SAMU

El 83% de los técnicos recién graduados en la Escuela de SAMU ya tienen empleo

Cada vez son más los estudiantes de la Escuela de Emergencias SAMU que acceden al mercado laboral. Solo dos meses después de la graduación de los alumnos de los cursos de Formación Profesional en Técnico de Emergencias Sanitaria (TES) y en Técnico de Cuidados Auxiliares de Enfermería (TECAE), celebrada el 27 de junio, el 83% de ellos ya cuentan con un contrato laboral.

Ya en julio, la tasa de inserción superaba el 66%, un porcentaje muy significativo teniendo en cuenta el poco tiempo transcurrido desde la obtención del título por parte de los más de 70 alumnos matriculados. Ahora, un mes después, SAMU ha conseguido aumentar esta cifra gracias al esfuerzo de los estudiantes, su buena preparación y las colaboraciones permanentes de SAMU con las diferentes empresas del sector.

La incorporación al mercado laboral es una de las principales preocupaciones de los jóvenes ante la alta tasa de desempleo. Una formación completa y especializada, tanto en el campo teórico como en el práctico, es fundamental para conseguir un empleo en un país donde el paro juvenil supera el 40%.

SAMU es un referente para numerosas empresas del sector, una puerta hacia el empleo, como demuestran la alta tasa de inserción laboral de los alumnos de la Escuela.  Sevilla, Córdoba, Cádiz, Málaga, Huelva y Alicante son los principales destinos nacionales, a los que se suman Manchester (Reino Unido) y el sur de Portugal. Nuestros alumnos no sólo son valorados dentro de nuestras fronteras, también en el extranjero. Ambulancias ASM, Ambulancias Tenorio, Ambulancias Pajares, el Ayuntamiento de Coria del Río, Asistencia Los Ángeles o el propio SAMU son algunas de las entidades que apuestan por nuestros alumnos.

La Escuela de Emergencias SAMU ofrece a sus estudiantes desde hace casi 30 años una  completa formación especializada en urgencias, emergencias, atención a las catástrofes y acción humanitaria.

El curso de Formación Profesional de Grado Medio de Técnico en Emergencias Sanitarias (TES) consta de 2.000 horas en total. Está dirigido a personal no sanitario, técnicos, teleoperadores, celadores y auxiliares. A través de este curso de dos años, los alumnos aprenden a trasladar a pacientes a los centros sanitarios, prestar atención básica sanitaria y psicológica en el entorno prehospitalario, llevar a cabo actividades de teleasistencia sanitaria y a colaborar en la organización y desarrollo de los planes de emergencia, de los dispositivos de riesgo previsibles y de la logística sanitaria ante una emergencia individual, colectiva o catástrofe. En total se ofertan 120 plazas para el próximo curso 2017-2018: 60 en horario de mañana, 30 en horario de tarde y otras 30 en la modalidad de semipresencial.

En el caso del curso de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (Tecae), se ofertan 20 plazas de mañana y otras 20 en horario de tarde. Este título está dirigido a auxiliares de enfermería en hospitalización, auxiliares de enfermería en geriatría y auxiliares de ayuda a domicilio. En total son 1.400 horas donde los alumnos adquieren los conocimientos necesarios para atender a colectivos con necesidades especiales como personas mayores, discapacitados, enfermos crónicos y convalecientes.

Oferta educativa de la Escuela SAMU

Tres décadas enseñando

En el otoño de 1990, la Escuela de Emergencias SAMU abría sus puertas, coincidiendo con la inauguración del primer máster de Medicina. Treinta y tres profesionales se formaron aquel curso en soporte vital y traslado de pacientes críticos en prehospitalaria con SAMU, ya que ésta fue la primera entidad en introducir ambulancias de Soporte Vital Avanzado en España. En 1994 se incorporó el máster de Enfermería y a lo largo de estos casi 30 años, ambos cursos no han dejado de evolucionar hasta ofrecer una completa formación especializada en urgencias, emergencias, atención a las catástrofes y acción humanitaria, que cuenta con la acreditación de la Universidad de Sevilla y la Fundación CEU San Pablo, según explica Maribel Álvarez, directora de Posgrados de la Escuela de Emergencias, con sede en Gelves (Sevilla).

Un total de 24 promociones de médicos y 22 de enfermeros han pasado por las aulas de la Escuela, que ya ha abierto el plazo de inscripción para el curso 2017-2018. “Es una formación muy intensa y absorbente, pero merece la pena”, explica Nacho Ávila, enfermero de SAMU y alumno del máster de Enfermería en su XII edición. “En mi curso, hubo dos personas que renunciaron a la semana. Esto o te gusta o no te gusta, no hay término medio”. Fue durante el curso 2012-2013 cuando la Escuela decidió ampliar su oferta académica e incorporar Cursos de Formación profesional de Grado Medio.

Los primeros en impartirse fueron el de Técnico en Emergencias Sanitarias (TES) y Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (Tecae). El primero de ellos, consta de 2.000 horas en total. Está dirigido a personal no sanitario, técnicos, teleoperadores, celadores y auxiliares. A través de este curso de dos años, los alumnos aprenden a trasladar a pacientes a los centros sanitarios, prestar atención básica sanitaria y psicológica en el entorno prehospitalario, llevar a cabo actividades de teleasistencia sanitaria y a colaborar en la organización y desarrollo de los planes de emergencia, de los dispositivos de riesgo previsibles y de la logística sanitaria ante una emergencia individual, colectiva o catástrofe. En total se ofertan 30 plazas en horario de mañana y otras 30 en horario de tarde.

En el caso del curso de Tecae, se ofertan 20 plazas de mañana y otras 20 en horario de tarde. Este título está dirigido a auxiliares de enfermería en hospitalización, auxiliares de enfermería en geriatría y auxiliares de ayuda a domicilio. En total son 1.400 horas donde los alumnos adquieren los conocimientos para atender a colectivos con necesidades especiales como personas mayores, discapacitados, enfermos crónicos y convalecientes.

Desde el curso 2015-2016, la Escuela oferta el grado medio de Técnico en Emergencias Sanitarias Semipresencial y desde el curso pasado, 2016-2017, el grado superior de Técnico en Integración Social, el último en incorporarse al calendario. Entre las salidas de este último título se encuentran la de técnico de programas de prevención e inserción social, educador de equipamientos residenciales, educador de personas con discapacidad, trabajador familiar, auxiliar de tutela, monitor de centros abiertos, técnico de integración social y especialista de apoyo educativo.

Ya está abierto el plazo de inscripciones para toda la oferta académica de la escuela.