Dispositivo sanitario SAMU en circuito #Sevilla10

SAMU se encarga del dispositivo sanitario del circuito de carreras populares #Sevilla10

Más de treinta profesionales de SAMU participaron en el dispositivo sanitario desplegado con motivo de la carrera popular Nervión – San Pablo (Sevilla), que contó con más de 10.000 corredores, 3.000 de ellos, mujeres.

Es la primera prueba del circuito #Sevilla10, que organiza el Ayuntamiento de Sevilla a través del Instituto Municipal de Deportes (IMD), y que cuenta con la cobertura sanitaria de SAMU.

El puesto médico instalado junto al Centro Deportivo San Pablo, que incluía un box de críticos para casos de emergencia, estaba formado por fisioterapeutas, podólogos, médicos, enfermeros, técnicos en emergencias sanitarias y técnicos en cuidados auxiliares en enfermería. Además, el dispositivo contaba con una ambulancia de Soporte Vital Avanzado (SVA) y otra de Soporte Vital Básico (SVB). A este despliegue se sumaba otra ambulancia en el circuito de la carrera de 5 kilómetros y dos vehículos más en la cola de carrera de los 5 y 10 kilómetros.

En total se realizaron 120 asistencias. Las principales patologías fueron musculoesqueléticas, especialmente entre los participantes de la carrera de 10 kilómetros, y se trasladó a dos corredores al hospital. En las pruebas infantiles, sin embargo, destacaron las erosiones en miembros inferiores por caídas. Este dispositivo sanitario estuvo coordinado por el enfermero Javier Carrera y la médico Elena García.

“Es muy importante que los corredores lleguen descansados a la prueba. Un sobreentrenamiento predispone el cuerpo a lesiones graves”, explicó Elena García antes de que llegaran los primeros pacientes al hospital de campaña. Según la médico responsable del dispositivo, entre los corredores, sobre todo los maratonianos, es muy frecuente la rabdomiolisis (la rotura de las fibras musculares, liberándose diversas sustancias) como consecuencia de un exceso de ejercicio al que no se está acostumbrado. “Esto puede derivar en arritmias cardiacas y la disfunción de órganos diana y provocar, por ejemplo, un fallo renal”, aclaró García.

“Hay tres parámetros que el deportista no puede modificar al mismo tiempo. Son la duración del entrenamiento, la frecuencia, cuántas veces se entrena en una semana, y la velocidad. Si se aumentan más de dos parámetros a la vez, se produce una sobrecarga y las posibilidades de lesiones musculares son más altas”, señaló.

La carrera de San Pablo fue un récord de participación y se convirtió en la cuarta prueba deportiva de la ciudad en superar el umbral de los 10.000 corredores, tras la Nocturna del Guadalquivir, la Zúrich Maratón y la popular Casco Antiguo.

El circuito continúa el 23 de abril con la carrera popular Parque de María Luisa; el 21 de mayo se disputa la de Triana y el 4 de junio, la carrera Parque de Miraflores. La última cita es el 22 de octubre con la carrera popular Casco Antiguo. Todas ellas contarán con un dispositivo sanitario a cargo de SAMU.

Comentar