Foto: Wikipedia. CPR (Cardiopulmonary resuscitation) training

¿Cómo se usa un desfibrilador semiautomático?

In mayo 21, 2017
90 Views

POR REYES GONZÁLEZ

Cada vez es más común ver en espacios públicos un desfibrilador externo semiutomático (DESA), un aparato electrónico portátil que trata la parada cardiorrespiratoria y que cualquier ciudadano puede utilizar si ha realizado un curso de Soporte Vital Básico. Pero ¿sabemos realmente cuándo y cómo usarlo?  Desde SAMU te indicamos las pautas a seguir:

  • ¿Qué es un DESA?:

Es un dispositivo electrónico sanitario que diagnostica una parada cardiorrespiratoria cuando se produce con motivo de una fibrilación ventricular, que es cuando el corazón tiene actividad eléctrica, pero sin efectividad mecánica, o a una taquicardia ventricular sin pulso, donde hay actividad eléctrica pero el bombeo sanguíneo es ineficaz. El DESA permite, a través de una descarga eléctrica, restablecer el ritmo, salvando vidas.

Las descargas se aplican en función del ritmo cardíaco de la víctima, activándose únicamente cuando detecta un ritmo desfibrilable (arritmias). El DESA identifica de manera automática una arritmia cardíaca que requiera una descarga.

  • ¿Cómo actuar?

Si creemos que una persona está sufriendo una parada cardiaca, lo primero que debemos hacer es avisar a los servicios de emergencias. Mientras esperamos a que lleguen, debemos comprobar la respiración de la víctima e intentar que despierte si se ha desvanecido. Pero, para ello, no es recomendable realizar sacudidas bruscas, sobre todo en niños y bebés, ya que podrían provocar lesiones graves. Tendrás que realizar una reanimación cardiopulmonar (RCP) si no identificas que la persona respira.

  • ¿Cómo sé cuándo es conveniente usar un DESA?

El DESA se debe utilizar sólo si la víctima no respira. Antes, es muy importante comprobar que la persona en riesgo no está mojada. Si hay agua en la zona, se debe trasladar a la víctima a un lugar seco. Esto podría ser peligroso tanto para el paciente como para la persona que lo atiende, ya que el agua es conductor de la electricidad y el DESA no es sólo un dispositivo electrónico, sino que propicia descargas eléctricas.

  • ¿Cómo se usa?

El propio aparato ofrece instrucciones de uso tras encenderse. En primer lugar, hay que colocar a la víctima los cables con parches. Para hacerlo, es conveniente desabrocharle o quitarle al paciente la ropa, además de las joyas o elementos de mental que porte, ya que estos también conducen la electricidad. Si la víctima tiene mucho vello, conviene afeitarlo, para lo cual el DESA suele incluir una navaja, cuchilla o tijeras. En el caso de las mujeres, es necesario quitarle el sujetador, ya que puede tener algún alambre. Si tuviese piercing, hay que tener en cuenta su posición a la hora de colocar los parches.

Los parches deben colocarse de la siguiente manera: Uno de ellos debajo de la clavícula, en el lado superior derecho del pecho de la persona, y otro bajo los pectorales o en el pecho, en el lado izquierdo, un poco hacia el costado, en el corazón. Si no se colocan los parches de forma adecuada, el propio DESA lo indica. Si la persona cuenta con piercing, los parches deben colocarse manteniendo una distancia de 2,5 centímetros de los mismos.

Una vez colocados los parches, nadie debe acercarse a la víctima y, a continuación, se presiona el botón de análisis del DEA para que éste analice el ritmo cardiaco del paciente. Después del análisis, el DEA te indicará si la víctima necesita descargas o no, o si se deben seguir realizándose maniobras de RCP hasta que llegue el equipo de emergencias. Si el aparato, por el contrario, indica que la víctima necesita descargas, se deberá presionar el botón de descarga, siempre sin tocar a la víctima y alertando a todos alrededor que se alejen de ella, dado que podrían conducir la descarga y recibirla igualmente.

El cuerpo del paciente se moverá al realizar la descarga durante un breve periodo de tiempo. Tras la descarga, una sola, se debe regresar a la maniobra de reanimación, por dos minutos más. Si la víctima comienza a respirar o a recuperar el conocimiento, entonces se debe parar. Si continúa en el mismo estado tras los dos minutos, el DESA deberá volver a comprobar el ritmo cardiaco.

Recuerda que los expertos deben hacerse cargo de la situación en cuanto lleguen al lugar de los hechos.

 

Leave A Comment