Entradas

Jesús Lamia, delegado de la Real Liga Naval: “Somos un país formado y ligado al mar desde sus orígenes”

Jesús Lamia Gómez (Sevilla, 1969) es, además de abogado, delegado en Sevilla de la Real Liga Naval Española desde febrero de 2016, institución que colabora con Fundación SAMU en el proyecto Disfrutamar.

—¿Qué motivos impulsaron la fundación de la Real Liga Naval Española?
—La Real Liga Naval Española (RLNE)se fundó en 1900 y tiene como objetivo aglutinar las diferentes marinas que existen en España: mercante, armada, deportiva y pesca. El fin es divulgar y promover el amor por el mar y el mundo náutico. Se fundó en una difícil etapa de la Marina Española, tras la pérdida de las colonias y la interrupción del comercio marítimo y pérdida de grandes compañías navieras, además de la casi destrucción de la Armada tras la Guerra de Cuba. Su objetivo era y es mantener y fomentar el pasado marítimo de España mirando al futuro, impidiendo que dicho pasado desaparezca completamente.

—¿Quién forma parte de esta institución?
—Esta organización está formada por personas de toda índole profesional con un especial amor al mar y al mundo marino. Por ejemplo, entre nuestros socios contamos con oficiales de la Armada y de otros cuerpos del Ejército, miembros de las Fuerzas Armadas, capitanes de yate, profesionales del Derecho o de la Medicina. Para ser miembro no es necesario poseer un título o carrera náutica, por lo que el espectro de miembros no es limitado. Al contrario, cualquier persona que tenga interés por el mar y el mundo náutico y ganas de pasar buenos ratos conociendo a otras personas y realizando actividades relacionadas con el mar, tiene cabida en la RLNE.

—¿Cómo acaba un letrado como usted en la RLNE?
—Entré a formar parte a través de un gran amigo y compañero de profesión, quien en el año 2010 me animó a ello tras obtener el título de patrón de yate. Animo a quienes tengan cierta curiosidad a entrar en la página web de la esta institución y contemplar las diferentes áreas de actividad: cultura, oficina técnico marítima, modelismo naval, arqueología submarina y archivo, entre otras.

—¿Cuál es su labor como delegado de esta institución en Sevilla?
—La labor del delegado, además de representar la entidad a nivel institucional, consiste en divulgar, dentro de su ámbito de actuación, la labor de la RLNE a nivel provincial, nacional e internacional, la gestión de los socios provinciales y el posible aumento del número de los mismos. Además, asumo la gestión, tanto a nivel provincial como con la participación con otras delegaciones, de cuantas actividades lúdicas o culturales sean precisas a fin de mantener la actividad y labor en la delegación.

—Hace más de un año, Fundación SAMU puso en marcha el proyecto Disfrutamar, que pone en contacto a personas con discapacidad intelectual y/o en riesgo de exclusión social con el mar y los deportes acuáticos. ¿Qué le parece esta iniciativa?
—Conozco la gran labor que la Fundación SAMU está realizando con el programa Disfrutamar y me parece maravilloso que se esté desarrollando algo así por lo que significa para estas personas y lo que implica respecto a la difusión del mar y los deportes náuticos en un país como España, rodeado de costas y mar. Esto lleva a considerar como imprescindible que toda persona tenga la posibilidad de interactuar con el mundo marino, con independencia de otros factores físicos o intelectuales. Sinceramente, me parece un magnífico proyecto. Somos un país formado y ligado al mar desde sus orígenes.

—¿Cómo cree que el mar y los deportes náuticos pueden beneficiar a las personas con discapacidad intelectual como las que participan en el proyecto Disfrutamar?
—Creo que la amplitud de posibilidades que ofrece cualquier experiencia marina, bien a través de la navegación, bien participando en algún deporte náutico, ayuda a la integración y desarrollo personal ampliando el horizonte vital y poniendo de manifiesto que el mar está abierto a cualquier persona y que se adecua a sus posibilidades.

—¿Qué tipo de colaboración existe en la actualidad entre la Real Liga Naval Española y SAMU?
—La RLNE y Fundación SAMU han iniciado una relación que consiste en la gestión de actividades para los participantes en el programa Disfrutamar mediante la solicitud de colaboración e intermediación con aquellas entidades e instituciones con las que nosotros colaboramos de forma activa. Por ejemplo, tenemos concertadas visitas a la Comandancia Naval para participar en las exposiciones que organiza de difusión de su trabajo y dedicación, e igualmente, estamos gestionando visitas a buques que puedan venir a Sevilla. También se están gestionando jornadas de navegación con salida desde Puerto Gelves. Desde la RLNE nos ponemos a disposición de SAMU y, por supuesto, del programa Disfrutamar para colaborar en todo aquellos que pueda surgir, deseando que nuestra relación sea duradera y fructífera.

Disfrutamar

La nueva singladura de Disfrutamar

El programa Disfrutamar, impulsado por Fundación SAMU en colaboración con la Obra Social La Caixa, ha superado una nueva fase en su desarrollo con otra experiencia piloto en aguas abiertas con los usuarios de la residencia San Sebastián de Cantillana (Sevilla) con el objetivo de familiarizar a los participantes con el mar, la seguridad a bordo y los conceptos náuticos básicos.

Disfrutamar es un proyecto pionero en el ámbito de la discapacidad intelectual enfocado a la mejora de la calidad de vida de las personas a través de la náutica y el deporte.

El programa quiere aprovechar las ventajas de la náutica para propiciar el desarrollo de los vínculos personales e interpersonales y de las habilidades de comunicación entre terapeuta, instructor y el deportista y entre ellos mismos en un ambiente de dispersión y relajación.

“Con 8.000 kilómetros de costas, España es un país donde tenemos una gran orientación al mar, especialmente en Andalucía, gracias a su clima y a su instalación náutica de primer orden”, ha explicado Borja González de Escalada, vicepresidente de la Fundación SAMU. “Con esta iniciativa, queremos que las personas discapacitadas adquieran nuevos aprendizajes referidos tanto a la comunicación con los demás como a la expresión y el reconocimiento de sus propias sensaciones”.

El proyecto respaldado por Obra Social La Caixa afrontará en el último trimestre del año una nueva fase que consistirá en participar en alguna regata del calendario de Puertos de Andalucía. La última parte del programa se desarrollará con los estudiantes de Educación Física, dentro de su asignatura de Deporte y discapacidad, en la que Fundación SAMU intentará dar a conocer a los alumnos las dificultades y los beneficios de trabajar con este colectivo para proporcionarles una base de conocimiento y experiencia con la que poder desempeñar su trabajo en el futuro.

La planificación incluye una fase de análisis de las experiencias vividas a través de las fases del programa y los beneficios que se han cosechado.

Además, se organizará una jornada en la que se volverán a subir a bordo y podrán aprender en fase práctica lo analizado en el aula. Este formato de trabajo se prorrogará con las distintas organizaciones con las que Fundación SAMU colabora y la intención es hacerla extensible a otras provincias.

Rafael Herrador

Rafael Herrador: «La pobreza infantil y el empleo son nuestras prioridades»

Rafael Herrador (Córdoba, 1961) posee una amplia trayectoria en puestos de responsabilidad en el sector bancario tras su ingreso en 1988 en el Banco Hispano Americano. Desde 2012, es director territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental.

 

—¿Cuáles son actualmente las prioridades de la Obra Social la Caixa?
—Los programas sociales continúan siendo prioritarios, con la lucha contra la pobreza infantil y el fomento del empleo como principales estandartes. Estos programas concentran más de la mitad del presupuesto. Así, el objetivo de nuestro programa de superación de pobreza infantil, CaixaProInfancia, es romper el círculo de la pobreza que afecta a niños y niñas y sus familias. En 2016, CaixaProInfancia atendió a más de 62.000 menores y a sus familiares en las principales ciudades españolas, poniendo el foco en los barrios con mayores tasas de exclusión. Por otro lado, con respecto al fomento del empleo, el programa Incorpora ha celebrado sus primeros diez años en 2016 superando los 20.000 puestos de trabajo facilitados a personas en situación de vulnerabilidad. Este programa de integración laboral ha contado con la colaboración de más de 9.500 empresas de toda España a lo largo de ese año.

—¿Qué motivó la creación de la Obra Social la Caixa?
—La Fundación Bancaria la Caixa resulta de la transformación de la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, la Caixa, en fundación bancaria en el año 2014, y agrupa en CriteriaCaixa todas las participaciones accionariales del Grupo la Caixa, incluida CaixaBank. Ha heredado el compromiso social que ha caracterizado a la Caixa desde sus orígenes en 1904, y gestiona de forma directa toda su Obra Social. Es, por tanto, heredera de más de 110 años de historia, de compromiso social intenso. En ese siglo largo, la Caixa ha trabajado para contribuir al bienestar de las personas. Sobre todo de las que más lo necesitan en cada momento. Y ha trabajado asimismo por el progreso de la sociedad.

—Se han vivido años muy duros durante la crisis. ¿Cuál ha sido el papel de la Obra Social la Caixa durante estos años?
—Como director territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental me siento especialmente orgulloso de nuestra respuesta en los últimos años. A pesar de las dificultades, el compromiso de la Obra Social la Caixa se ha mantenido durante todo este tiempo invirtiendo cada año 500 millones de euros. En 2017, el presupuesto ha aumentado a 510 millones.

—¿Hubo un incremento de la demanda de ayuda por parte de comedores sociales u otras entidades sociales durante los años de la crisis? ¿Cómo se gestionó esta demanda?
—En 2014, efectivamente, entendimos que había que dar una respuesta a las dificultades que atravesaban los comedores sociales y pusimos en marcha en Andalucía Occidental la iniciativa Comedores con Alma, que ha atendido a más de 30 centros y más de 4.000 personas diariamente.  Más de un millón de euros se ha destinado desde entonces a estos comedores sociales que alimentan cada día a personas en situación de vulnerabilidad por falta de recursos

—¿Qué características cree que son determinantes para que un proyecto cuente con el apoyo de La Caixa?
—Los proyectos que apoyamos están alineados con los programas estratégicos de la Obra Social: lucha contra la pobreza infantil, la marginación y la exclusión laboral; apoyo a las personas mayores; acciones para la convivencia y la interculturalidad; y actividades culturales. En definitiva, aquellos que tienen como finalidad el apoyo a colectivos vulnerables. Somos conscientes de que, para alcanzar nuestros objetivos, contamos con el más importante de los capitales: el apoyo y la aportación de las personas que desde las entidades sociales, las escuelas, los centros de investigación, los centros de salud y las ONG comparten la voluntad para transformar y mejorar comunidades, barrios, municipios y ciudades. La Obra Social reconoce la aportación de estas personas así como la de nuestros voluntarios, empleados, accionistas y clientes. A todos ellos los hemos identificado y los hemos querido reconocer bajo el nombre de Imprescindibles.

—¿Cuál es el objetivo final de la Obra Social la Caixa?
—Nuestra misión es construir una sociedad mejor y más justa, dando más oportunidades a las personas que más lo necesitan. Construimos presentes. Cambiamos futuros es el lema del Plan Estratégico 2016–2019 de la Fundación Bancaria la Caixa. Esa es nuestra ambición, la razón de ser de nuestra Obra Social.

—Desde 2015, la Obra Social La Caixa ha apoyado distintos proyectos de la Fundación SAMU con cerca de 40.000 euros. ¿Qué opina de la labor que realiza esta entidad social?
—La Fundación SAMU está liderando numerosos proyectos en el ámbito de la salud en Andalucía. Tiene todo nuestro reconocimiento la gran labor que realiza esta fundación en servicios de salud y emergencia social, atención a personas dependientes, inmigración e intervención en catástrofes internacionales. Ambas entidades compartimos objetivos y de ahí nuestra voluntad de seguir compartiendo proyectos juntos.

—La última iniciativa de SAMU que ha contado con el apoyo de Obra Social la Caixa ha sido el programa Disfrutamar, que acerca el mar a las personas con discapacidad, con una subvención de 8.000 euros. ¿Qué opina de esta actividad?
—Gracias a la Fundación Samu, estas personas han podido vivir una experiencia inolvidable. Las personas con discapacidad se enfrentan a diario a retos personales y sociales derivados de la situación de fragilidad o dependencia en la que se encuentran. Esta iniciativa demuestra cómo, a través del deporte, se fomenta la vida independiente, la autonomía y la calidad de vida de personas con discapacidad.

La misión de SAMU en Nepal tras el terremoto de 2015 también contó una donación de La Caixa de 10.000 euros. Durante su estancia en este país, los profesionales de SAMU atendieron a cerca de 1.800 personas de 13 poblaciones distintas y tres orfanatos. ¿Qué opina de la labor de los profesionales sanitarios en este tipo de misiones?
—En momentos de emergencias humanitarias como la de Nepal, la ayuda de profesionales sanitarios de otros países es fundamental. Estos profesionales son sin duda parte de los “imprescindibles” de los que antes le hablaba. Son gente que lucha cada día para mejorar la vida de otras de personas. Gente que investiga, que dedica su tiempo a encontrar soluciones. Estas personas nos permiten creer en un futuro mejor para todos.

Cambiando radicalmente de tema. En marzo, se inauguró CaixaForum Sevilla, ¿Cómo cree que puede beneficiar a la capital hispalense, y a Andalucía en general, este proyecto?
— CaixaForum Sevilla ha ratificado el firme compromiso de CaixaBank con Andalucía y sus ciudadanos, reafirmando su voluntad de dotar a la capital de la comunidad andaluza de un ambicioso centro cultural y social de primer nivel. Sevilla es la octava ciudad española que alberga un CaixaForum, el tercero más grande después de Madrid y Barcelona. El centro cultural se ha situado en un área estratégica que aspira a convertirse en un nuevo eje de Sevilla. La Isla de la Cartuja, marcada por el edificio vanguardista Torre Sevilla y en cuya manzana se integra CaixaForum, apuesta por proyectos de futuro dedicados a los servicios, los negocios y la cultura. CaixaForum Sevilla abrió sus puertas con la clara aspiración de ser un espacio vivo, al servicio de las personas, donde la cultura se manifieste como una herramienta eficaz para la cohesión y la integración social. El objetivo último es promover el conocimiento y el crecimiento personal de personas de todas las edades, condiciones y procedencias. En él tendrán cabida, entre otras iniciativas, exposiciones de arte antiguo, moderno y contemporáneo; ciencia y temática social; conciertos y recitales poéticos; arte multimedia; debates sobre las grandes cuestiones de actualidad; jornadas sociales y de carácter científico y medioambiental; talleres educativos y familiares, y actividades dirigidas a grupos de personas mayores.

¿Podría adelantarnos algún otro proyecto cultural o social que vaya a ponerse próximamente en marcha en Andalucía?

—La actividad de Obra Social la Caixa en Andalucía no cesa pero por nombrar alguna iniciativa novedosa, próximamente llegará a Córdoba la exposición Picasso. El viaje del Guernica, con motivo del 80 aniversario de la creación de esta obra maestra. La muestra gira en torno a la obra del Guernica de Pablo Picasso: desde el momento de su encargo, por parte del gobierno de la República, hasta su destinación actual en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Los cordobeses podrán disfrutar de este proyecto que es fruto de un trabajo de investigación que ha permitido seguir de manera muy detallada los viajes y las peripecias del Guernica y de una voluntad de  aproximar al gran público una historia apasionante: un artista extraordinario, un momento histórico crucial, la pintura como plasmación de sentimientos personales y colectivos, el arte que trasciende  más allá de los museos y sale a la calle.

Programa Disfrutamar

Rumbo fijo hacia la integración

La Fundación SAMU inauguró el 23 de septiembre, gracias al apoyo de la Obra Social La Caixa, el programa Disfrutamar, una iniciativa social que tiene como objetivo acercar el mar y las actividades náuticas a los residentes de los diferentes servicios de la fundación, muchos de ellos con discapacidad intelectual y trastornos de conducta.

“Con 8.000 kilómetros de costas, España es un país donde tenemos una gran orientación al mar, especialmente en Andalucía, gracias a su clima y a su instalación náutica de primer orden”, afirma Borja González de Escalada, vicepresidente de la Fundación SAMU. “Con esta iniciativa, queremos que las personas discapacitadas adquieran nuevos aprendizajes referidos tanto a la comunicación con los demás como a la expresión y el reconocimiento de sus propias sensaciones”.

Programa Disfrutamar 2

Un grupo de seis residentes del centro San Sebastián de Cantillana, en Sevilla, fue el primero en disfrutar de la travesía inaugural a bordo de un barco de 10 metros de eslora, llamado Scheila, que partió del puerto deportivo de Mazagón (Huelva). Borja Gonzalez de Escalada, patrón de embarcaciones de recreo, actuó de capitán. Éste tuvo la ayuda a bordo de dos monitores de la residencia, Rafael Rueda y Juan Antonio Ruiz. Ambos están realizando, junto a otros compañeros de SAMU, un curso de patrón de embarcaciones con la escuela náutica Navegamás, con el objetivo de que el personal de SAMU que acompañe a los residentes tenga los máximos conocimientos posibles en esta materia.

La actividad comenzó en torno a las diez y media de la mañana. Pepito, José, más conocido como Chiquito, Gabriel, Pepe, Isidoro y Enrique escuchaban con atención las instrucciones de Borja antes de subirse a la embarcación. “Está prohibido caerse. Y si os caéis, tranquilos, mantened la calma”, indicaba el patrón del barco. “¿Hay tiburones?”, preguntó con preocupación Gabriel ya a bordo. “No, tranquilo, no hay tiburones”, le tranquilizaron.

Durante dos horas, el grupo navegó frente a la costa de Mazagón, sin alejarse demasiado del espigón. “Mirad, eso es un barco mercante. Ahora nuestro barco se moverá por las olas que provoca a su paso”, explicaba Borja.

Para los residentes, todo era una novedad y la satisfacción se reflejaba en sus caras. Lo curioseaban todo, tanto en el interior del navío como en cubierta. Algunos incluso se atrevió a llevar el timón, siempre bajo la supervisión del patrón de la embarcación o de alguno de los dos monitores. “Mira qué bien lleva Chiquito el timón. Totalmente recto”, exclamó uno de los monitores. “Me lo estoy pasando muy bien”, repetía una y otra vez Chiquito.

Los tripulantes de la embarcación saludaban con efusión a otros barcos y a los que le veían desde el espigón antes de arribar a puerto. La actividad se desarrolló sin ningún incidente y con nuevas ideas en mente. “Me gustaría llevar a los chicos a una regata, sin la intención de competir, sólo para que vean y disfruten del ambiente de una regata”, señaló el vicepresidente de la Fundación SAMU.

“Gracias al apoyo de La Caixa, al que se han sumado varios propietarios de barcos, el programa Disfrutamar nos permite ampliar las actividades deportivas al campo de la náutica, haciendo que los chicos vivan experiencias inolvidables”, explica Carlos González de Escalada, director general de SAMU e impulsor de la iniciativa. “La mayoría de nuestros residentes nunca se han montado en una embarcación de recreo y sería insensato ignorar que Andalucía ofrece unas condiciones excepcionales para esta actividad, que además está especialmente indicada para personas con mayor deterioro cognitivo. Este programa me hace muy feliz y demuestra nuestra vocación de darlo todo por ellos. También quiero agradecer al equipo SAMU cómo se han volcado con la iniciativa. Cuando vi las fotos de la excursión inaugural me emocioné mucho”.

“Para SAMU la calidad de vida de sus residentes tiene prioridad absoluta. Somos inconformistas y pensamos que la actividad deportiva no puede ser sólo fútbol y gimnasia. Todos nosotros queremos lo mejor para nuestros hijos para que disfruten de una vida plena y eso mismo quiere SAMU para sus usuarios”, subraya Carlos González de Escalada.