El equipo SAMU ha participado en el rescate de un ferry en Santa Fé, Filipinas, que se ha saldado con varios heridos

El equipo SAMU participó en el rescate de un ferry que por el mal tiempo, no podía llegar a puerto.

Después de controlar el caos provocado por los nervios de los pasajeros, se procedió al desembarco, sin que ni el capitán ni la tripulación aparecieran durante toda la operación.

Cuando el desembarco estaba finalizando apareció el capitán, decidió volver a puerto y embarcó de nuevo a los que ya habían sido evacuados. Los pasajeros reembarcaron desde tierra en una operación que volvía a estar descoordinada pero esta vez con la presencia del capitán y el guardacostas en la zona de rescate. Una de las embarcaciones que se disponía a reembarcar, con demasiadas personas a bordo volcó a unos 50 metros del barco, con los ocupantes tratando de agarrarse a la embarcación virada.

La situación se tornó más dramática tras el vuelco de la embarcación, pero la rapidez de los voluntarios Vbert y la de los pescadores de las embarcaciones de rescate, que no tenían ningún problema en saltar al agua desde cualquier altura, hicieron que este incidente se resolviese en una media hora. Una embarazada, un invidente y un joven parapléjico que tenía problemas respiratorios y ligero dolor torácico, fueron atendidos, entre otros, por el equipo sanitario de SAMU.

El alcalde ha agradecido profundamente al equipo SAMU la gran labor realizada durante todo el rescate.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario