Comunicado de Fundación SAMU sobre el caso del presidente del comité de empresa de la Residencia San Sebastián

Fundación SAMU ha abierto un expediente al trabajador Aurelio Ventura, enfermero en la Residencia San Sebastián (Cantillana, Sevilla) y presidente del comité de empresa de este centro, tras una investigación abierta a raíz de quejas surgidas dentro del propio comité y tras conocer el posible uso fraudulento de las horas sindicales por parte de este empleado.

Aunque este tipo de expedientes disciplinarios nunca trascienden del ámbito interno de la organización, Fundación SAMU ha considerado la necesidad de dar a conocer estos hechos tras la campaña de descrédito impulsada por el sindicato Comisiones Obreras.

Aunque el sindicato ha señalado que Aurelio Ventura ha sido despedido, Fundación SAMU quiere aclarar que este trabajador no ha sido despedido sino expedientado, y que será el patronato de la Fundación el organismo que determinará su futuro en la entidad.

Existen evidencias de que Ventura utilizaba sus horas sindicales, reservadas por ley para realizar tareas y funciones propias de su cargo, para trabajar y sumar puntos en la bolsa de trabajo del SAS, entre otros fines personales. En el procedimiento abierto a este trabajador, se ha solicitado a Ventura que acredite sus turnos en el SAS para desmentir estos hechos, pero ha declinado hacerlo.

Fundación SAMU también quiere aclarar que la apertura de este expediente se produce como consecuencia de las quejas trasladadas a la dirección por parte de una de las personas integrantes de este comité. La persona denunciante de las prácticas de Ventura afirma además estar siendo objeto de mobbing laboral por parte del presidente del comité de empresa, extremo que también está siendo investigado por la dirección.

La campaña iniciada por Comisiones Obreras pretende trasladar la falsa idea de que existe una situación de conflictividad laboral en la organización. La Fundación y el comité de empresa de Residencia San Sebastián han mantenido frecuentes negociaciones en los últimos años que en la mayoría de las ocasiones se han resuelto con acuerdos. Cuando no ha existido acuerdo y estas diferencias de criterio han acabado en los juzgados, las resoluciones han sido favorables a la Fundación.

Fundación SAMU lamenta que los intereses particulares de un trabajador expedientado por motivos disciplinarios hayan derivado en una campaña para intentar poner en entredicho la reputación de una organización de enorme compromiso y responsabilidad social en la que trabajan más de mil personas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta