samu1

SAMU lidera la acogida de menores extranjeros no acompañados en España

In noviembre 8, 2018
65 Vistas

SAMU ha abierto recientemente en Madrid y en Ceuta dos centros de acogida de menores inmigrantes. Con estos dos nuevos recursos, ya son más de 20 los centros gestionados por SAMU, lo que convierte a la organización en la primera entidad del país en la atención y acogida de menas (menores extranjeros no acompañados).

La llegada masiva de inmigrantes en pateras a las costas andaluzas en los últimos años ha puesto en alerta a todas las entidades sociales implicadas en este fenómeno, entre ellas, la Fundación SAMU, que cuenta con más de 20 recursos en todo el país para la acogida de menores que han llegado de forma clandestina a España sin la compañía de un adulto. Estos centros son de tres tipos: Centros Extranjeros de Primera Acogida (CEPA), Recursos de Emergencias o centros de Atención Inmediata (AI), y los centros de Atención Residencial Básica (ARB).

La inmigración irregular en 2018 ha batido récord. Un total de 43.467 inmigrantes y refugiados han alcanzado las costas españolas desde el 1 de enero hasta el 15 de octubre de este año, lo que significa una media de 152 llegadas por día, según cifras oficiales del Ministerio del Interior. La cifra supera el récord histórico alcanzado durante la conocida como crisis de los cayucos en 2006, cuando 41.180 personas llegaron a España, principalmente a través de las Islas Canarias. España es ya la principal ruta de acceso a Europa, por encima de Italia.

De este total, el Gobierno central calcula que más de 11.000 son menores, casi un 75% más que en 2017, y más del 50% de estos jóvenes son acogidos en Andalucía. La mayoría de estos chicos proceden de Marruecos, aunque también los hay de Guinea, Senegal, Mali y Costa de Marfil, principalmente.

Sólo este año, Fundación SAMU, por encargo de la Junta de Andalucía, ha abierto, de momento, 14 nuevos recursos dirigidos a este colectivo, los últimos en Guillena (Sevilla), Lucena (Córdoba) y Jimena de la Frontera, La Línea de la Concepción y Algeciras, en la provincia de Cádiz. Estos dos últimos son Centros Extranjeros de Primera Acogida (CEPA), es decir, el primer recurso de recepción al que llegan los menores que alcanzan las costas en pateras. A estos centros se suman dos más fuera de Andalucía, en Ceuta y Madrid.

SAMU también cuenta con cinco recursos de emergencias más en la provincia de Cádiz, otros dos en la provincia de Almería y, por último, dos en la de Granada.

En cuanto a recursos de ARB, que permiten a los menores permanecer en el centro hasta que cumplen la mayoría de edad, SAMU tiene tres recursos en Sevilla, Granada y Cádiz. El último se abrió en mayo: el ARB El Bosque (Algeciras). Éste nació ante una necesidad de la Dirección General de Infancia y Familias de la Junta de cubrir las necesidades de los menores que llegaron a España durante 2017 y que aún estaban siendo atendidos en recursos de Atención Inmediata. Aquí trabajan en total 13 personas entre psicólogos, trabajadores sociales, educadores, maestros o auxiliares técnicos educativos.

“El objetivo fundamental de los ARB es insertar a estos menores en la sociedad. Nuestra función es de orientación socio-laboral. Empieza con la tarea de documentar a los menores, escolarizarlos en centros educativos o en diferentes cursos y trabajar con ellos su futura emancipación”, indica Nicolás Torres, responsable del área de menores de SAMU.

A todos estos recursos se suman dos dispositivos más en el municipio de Motril (Granada): un COISL (Centro de Orientación e Inserción Sociolaboral), abierto en el año 2013, y un piso para chicos que han estado bajo la tutela de SAMU y que ya han cumplido la mayoría de edad (PAI).

En el pasado mes de octubre, autoridades de la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia del Gobierno de Cataluña, que asistían a las I Jornadas Científicas ‘El Apego como Vínculo Afectivo’ organizadas por Fundación SAMU, visitaron las instalaciones y comprobaron sobre el terreno la labor llevada a cabo por la organización en el ARB-AI Miguel de Mañara, en el término municipal de Dos Hermanas, y el centro de acogida de emergencias de Guillena, ambos en la provincia de Sevilla.

Comentar