Las obras de reforma y adaptación de la Residencia Miguel de Mañara avanzan con paso firme

Las obras de reforma de los edificios de Miguel de Mañara para adaptarlos al uso sanitario, continúan su marcha conforme a las exigencias de las últimas normativas, especialmente las sanitarias, de accesibilidad y de seguridad contraincendios. Juan Antonio Tocino, ingeniero responsable de la reforma, comenta que ”se está trabajando para que los futuros residentes puedan disfrutar de unas instalaciones con las máximas exigencias de seguridad y comodidad, disponiendo de unos espacios al aire libres, dotados de amplias zonas ajardinadas con arbolado, árboles frutales, animales domésticos y piscina.

Actualmente se encuentra trabajando en la residencia un equipo de siete operarios de la plantilla de SAMU
que realiza funciones de albañilería, fontanería, electricidad, escayolas y pinturas, que han realizado numerosos trabajos de urbanización y tiene como primer objetivo la apertura del edificio principal de la residencia como centro de gravemente afectados para su uso mediante acreditación.

También colaboran en los trabajos diferentes equipos de profesionales autónomos: instaladores de aire acon-dicionado, de gas, contraincendios, carpinteros, etc… Aunque se trata de unas obras de reforma en la que se cambian, modifican o sustituyen tabiques, materiales, acabados e instalaciones que se encuentran en mal estado u obsoletas; se han hecho trabajos de rehabilitación en fachadas y cubiertas en amplias zonas en mal estado y que se han terminado restaurando.

La construcción y remodelación del Centro para Residencia de personas gravemente afectadas dentro de la Co-munidad de Andalucía, va encaminada prioritariamente, a resolver el problema de dar servicio a estas personas en unas condiciones dignas.

Las soluciones que se han adoptado han optimizado la calidad de los edificios existentes y mejorado el confort
de los usuarios, por supuesto sin mermar la calidad estética de los edificios realizando instalaciones modernas que cumplen con las normativas específicas.

En la planta alta del edificio principal se aumenta la capacidad de los residentes a 33 plazas, mejorándose tanto los principales medios de evacuación, como las dotaciones contra incendios y la sectorización. Se han acondicionado todos los cuartos de baño y casi todas las habitaciones.

Se ha procurado gran esfuerzo, afirma Tocino, “en el mantenimiento y puesta en marcha de las instalaciones y la supervisión continuada de los equipamientos existentes, mejorando las zonas de esparcimiento y disponibilidad de espacios para la actividad física”.

El objetivo último de todos los participantes en este proyecto es aumentar la calidad de vida de las personas con discapacidad e impulsar el desarrollo de apoyos a estas personas que permitan su participación e integración en la sociedad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta