XXX Carrera Nocturna del Guadalquivir Sevilla

De guardia en la marea naranja

In octubre 10, 2018
10 Vistas

Más de 20.000 corredores participaron el pasado 28 de septiembre en la XXX edición de la tradicional Carrera Nocturna del Guadalquivir, la fiesta del deporte por excelencia de Sevilla que organiza anualmente el último viernes de septiembre el Instituto Municipal de Deportes (IMD) del Ayuntamiento de Sevilla.

El dispositivo de emergencias sanitarias corrió a cargo de SAMU, y en él participaron más de cien profesionales entre médicos, enfermeros, técnicos en emergencias sanitarias y auxiliares de enfermería, además de alumnos de la Escuela SAMU.

La operativa de este dispositivo, bajo la coordinación de la profesora de Escuela SAMU Beatriz Macías Muñoz, estuvo formada por estructuras fijas y móviles a lo largo de los 8 kilómetros y medio de la carrera. Así, el Puesto Médico Avanzado se encontraba en la zona de salida-meta, en el Paseo de las Delicias, con capacidad de atención, resolución o estabilización previa al traslado a un hospital, según la gravedad y necesidad de los pacientes atendidos. Este área contaba con una zona para el registro de los pacientes y triaje; una zona de críticos con dos médicos, dos enfermeros y un auxiliar, una zona de cuidados intermedios y otra de urgencias no vitales. Además, a lo largo del circuito se distribuyeron ocho UVI móviles diferentes y cuatro vehículos de intervención rápida.
En el desarrollo del plan de emergencias han participado alumnos de la Escuela SAMU que, durante los días previos a la prueba, fueron los encargados de preparar todo el material necesario y de trasladarlo de Gelves, municipio en el que se encuentra la Escuela, hasta Sevilla.

Esta prueba deportiva se ha convertido en una cita obligada y desde las diez de la noche, momento en el que se dio la salida, las calles de la ciudad se inundaron de deporte, diversión y el característico color naranja propio de la Nocturna, además de no solo miles de corredores, también de numerosos ciudadanos que se congregaron a lo largo del circuito para animarles.

Entre los corredores, según el Consistorio hispalense, figuraron atletas de todas las comunidades autónomas españolas y de unos 50 países como Australia, Estados Unidos, Inglaterra, México, Pakistán, Marruecos, Argelia, Yemen, Siria, Venezuela o Portugal, que es el país que más personas aporta después de España.

La carrera transcurrió de manera fluida para los corredores y sin incidentes reseñables. Según la información oficial del Ayuntamiento de Sevilla, en total se realizaron 85 asistencia sanitarias leves.

El atleta alemán Marc Tortell fue el ganador en la categoría masculina. Completaron el pódium Luis Miguel Moreno y Konne Yossodjo, uno de los chicos que vive actualmente en el centro de menores de acogida Miguel de Mañara de SAMU, en Montequinto (Dos Hermanas, Sevilla) y que en poco tiempo se ha convertido en una promesa del atletismo.

En la categoría femenina, Almudena Rodríguez volvió a ganar este año, seguida de Carmen Valle Atienza y María José Redaño Prieto. Los tres primeros clasificados para la categoría de silla de ruedas fueron Joaquín García, José Vicente Aguilar y Fernando Mateo, mientras que en la categoría de handbike fueron Francisco Javier Cabello, Juan Ribera y Damián Valverde.

El crecimiento del número de inscritos en la prueba con respecto a ediciones anteriores ha sido significativo gracias al aumento de la cuota femenina (en torno al 40%) y de los participantes en categorías adaptadas, como es el caso de las handbikes o los carros de fuego. El ritmo fue similar al de años anteriores gracias a las medidas que se mantuvieron para favorecer la fluidez de la prueba, como fueron la salida por cajones o el retranqueo de la salida, que se ha vuelto a extender como sucedió el año pasado para mejorar la accesibilidad.

Comentar